Seleccionar página

Cómo mantener viva nuestra misión final

por | Mar 1, 2017 | Desarrollo Personal, Productividad | 2 Comentarios

Llega un día que nos sentimos estancados. Las semanas pasan y no encontramos el tiempo para trabajar en nuestro proyecto personal. Nos sumamos en discusiones y cualquier excusa es buena para distraerse, hasta que llega el fin de semana y nos lamentamos de no haber hecho nada para cambiar esto.

Hoy quedan tres meses para terminar el año. En vez de acuñar la típica frase de lo rápido que pasan los días, te invito a planificar los próximos 90 días de tu vida, y quizás también el resto.

Qué te parece llegar a enero con un plan estratégico para lanzarte como nómade. Creo que son los mejores meses del año para probar si nos gusta esta modalidad de trabajo.

Te quiero presentar un método que me ayudó a organizar realmente mi vida. Te invito a utilizarlo.

Gracias a este ejercicio de planificación logré:

  • Lanzarme como Nómade Digital.
  • Ofrecer mis servicios en Fiverr
  • Contratar un asistente virtual que maneje mis cuentas en las plataformas Freelancers y lidie con clientes.
  • Encontrar varios estudios en India y tercerizar el 80% de los servicios.
  • Desarrollar el Meetup NDBA.
  • Lanzar varios proyectos en paralelo como por ejemplo este blog.

Al finalizar este artículo tendrás las herramientas necesarias para desarrollar un plan de acción eficiente y administrar tu tiempo de forma precisa.

No hace falta ser un emprendedor o un freelancer, quizás tengas guardado en la trastienda una misión superior.

Podrás encontrar un ejercicio similar en otros blogs cómo Live Your Legend que es uno de mis favoritos. Incluso Project Life Mastery tiene otros de este estilo. Los dos son fiel seguidores del creador original de este método denominado RPM.

Esta es mi versión. Para ser honesto realizo este ejercicio como mínimo unas tres veces al año. Y siempre encuentro buenos resultados.

Hace unos meses me inscribí en un curso  llamado Emprending.  El curso donde los soñadores se transforman en emprendedores. Todas las semanas presenciaba charlas de empresarios exitosos. Los profesores son unos grandes y hacen todo a do honorem. Entre la gente que cursaba se escuchaba todo tipo de proyectos y cifras.  Algunos habían invertido 50.000 pesos en desarrollar su app. Mientras otros se presentaban en incubadoras para levantar un capital parecido.

Estos números por supuesto no son mi estilo. Cuando me preguntaban qué estaba haciendo, yo sólo respondía un blog. La mayoría se reía por debajo, otros miraban para el costado cambiando de tema. Era algo muy simple y la idea no parecía sorprender a nadie.

Por supuesto que no podía afectarme menos. Quizás en otro momento habría intentado impresionarlos pero esta vez no lo necesitaba. Tener una idea tan simple me llevó un gran trabajo.

Recuerdo cuando trabajaba en el Google Campus. El cuartel general de las Start ups de Londres.

Todos estaban lanzando proyectos gigantes. La fiebre de aparecer en Tech Crunch y convertirse en un éxito estaba latente.

Campus Cafe

Los que lograban tener éxito alquilaban las oficinas privadas en los pisos de arriba. El resto seguía en el subsuelo trabajando cómo en un cuarto de máquinas.

Había varios  “Emprendedandys” que tenían dinero suficiente para que todos trabajen para ellos. Lanzaban apps sin saber si funcionaría o con muy poca idea. Querían sentirse parte de este ecosistema.

También conocí el “síndrome del súper emprendedor”.  Término creado por Chris Ducker, que me lo explicó en persona. Aquellos emprendedores que querían hacer todo por su empresa e incluso se sentían orgullosos de hacerlo.

Cerraba la oficina, cargaba la batería al máximo y me iba a trabajar a un McDonalds cerca de casa. Me quedaba concentrado trabajando hasta que se agotaba la batería.

Una noche volviendo bajo la lluvia a las 4 de la mañana, me sentí un tarado. Envidiaba a todas esas personas en la calle haciendo nada. Yo no podía disfrutar hacer nada. Estaba tan obsesionado con esto, que no estar trabajando o aprendiendo era perder tiempo.

Fue una crisis. Ni siquiera sabía si quería todo esto. Esa noche decidí nuevamente descargarme un modelo canvas. Pero esta vez era más que un plan de negocios. Era un plan para mi vida para hacer.. digamos nada…

Nada mejor que unos días en pausa. Ni planes, ni objetivos, ni deadlines.

Ese día cerré la computadora, activé el auto-responder y me fui a dormir listo para un De-tox.

Quizás no tengas que ser un emprendedor que logre cambiar el mundo.

Al otro día me desperté, desayuné, disfruté la mañana y por alguna razón me encontré con esta pregunta:

1 ¿Cuál es la visión final de tu vida?

Esta pregunta se sentía extraña. Parecía que iniciaba una película independiente. De hecho preguntarse esto no garpa mucho.

Ese día me tomé vacaciones de mi mente. Honestamente no estaba para ponerme etiquetas y de verdad que necesitaba un cambio.

Pensé que si sabía a dónde me dirigía sería más fácil llegar y no perderme en el camino.

De seguro podemos re-calcular el camino cual GPS pero lo importante es setear un punto de llegada.

Para empezar este ejercico te recomiendo buscar papel y lapicera.

(Es un proceso largo pero te aseguro que vale la pena).

bien

Estas son las primeras 4 preguntas que debes responder.  Toma tu tiempo y sentite libre de escribir todo lo que quieras.

El cuestionario es muy simple:

  • 1 ¿Dónde te gustaría estar cuando seas anciano? Imagina como sería esta persona. 
  • 2 ¿Cómo sería tu vida luego de haber cumplido tu sueño? ¿Cómo te sentirías?
  • 3 ¿Cómo camina tu yo en el futuro, cómo se viste, quiénes lo rodean?
  • 4 ¿Si esta persona tendría que aconsejarte en este momento que te diría?

No hace falta presionamos si nos lleva mucho tiempo.  Muchas veces nos complicamos queriendo alcanzar metas sin sentido. Muchas veces me pasó que luego de tanto esfuerzo me sentía aburrido o vacío.

Peor es tener que esforzarse para otros que ni siquiera valoran nuestro tiempo.

Lo importante es tener una imagen clara de dónde queremos llegar. Te gustaría formar una familia, fundar una escuela, tener tu propio negocio. Ser un profesor o un aventurero que viaja por el mundo.

El sólo hecho de sentarte y realizar este ejercicio me conectó con mi ser esencial. Pensar que con eso cambiaría mi vida me re cargaba, me daba ilusiones.

Por supuesto que tenía dudas pero era simplemente la mente que no le gustaba este ejercicio. No está preparada para el terreno desconocido. Cambiar de rumbo le genera miedo y empieza con sus discursos.

Intenta dibujar la imagen. Describe el lugar con muchos detalles. Define exactamente dónde vas a estar, con quién y entrá con tu imaginación dentro de la escena.

Felicitaciones, haz cumplido la primer parte de este ejercicio.

2 En busca del tiempo perdido

Existe una gran cantidad de personas que carecen de una meta clara o al menos una idea de a dónde les gustaría llegar.

Por mi parte no tenía una visión detallada  y todos los días me embarcaba en una cinta automática rumbo a la oficina. Me sentía cansado y apático. desorientado. Me faltaba una visión que me inspirara.

Al estar desorientados envíamos mensajes confusos a nuestro cerebro y obraremos de forma insegura. Por lo tanto hace falta decidir que queremos. Así será más fácil alinear todas nuestras acciones a la causa.

“Es más fácil poner cada ladrillo si todos los días recordamos que estamos construyendo nuestro palacio”

Ahora vamos a tomar nuevamente el cuaderno. Está bueno escuchar música de fondo.

Imaginá que no hay limites. Podés ser lo que quieras. 

La idea es definirlo. Tenerlo claro.

Me gustaría que respondas estas preguntas:

  • 1 ¿CUÁL ES EL OBJETIVO PRINCIPAL DE TU VIDA?
  • 2 ¿QUÉ TE HARÍA DE VERDAD FELIZ?
  • 3 ¿QUE HARÍA QUE TU VIDA ADQUIERA UN SIGNIFICADO?

Es el momento de establecer una meta significativa. No te preocupes si es una idea ambiciosa. Lo importante es que con sólo reproducir esta imagen en tu mente sientas felicidad.

Todo lleva tiempo, nada ocurre de forma inmediata.

El universo tiene un orden lógico.

Esta imagen te ayudará a disfrutar el camino sabiendo lo que te espera la final.  El tiempo que lleve no depende de nosotros.  Se denomina ley de Entrada.  Este concepto está muy bien explicado en el libro “The Millionaire Fast Lane”.

MJ DeMarco dice que en cada comienzo el universo ejerce una fuerza contraria inicial.

No existe un curso que te ayude a ganar dinero de la noche a la mañana. Todo lo que no cumple esta ley es de fácil acceso y tiene mucha competencia.

Por lo tanto es importante obtener la motivación necesaria para superar el proceso de entrada.

Tomar la decisión e ir por nuestro sueño nos ayudará a superar fácilmente esta energía gravitatoria contraria.  Todos nuestros actos se alinearán y lo conseguiremos. Incluso nuestro inconsciente se sumará a la causa sólo hace falta quererlo, desde bien adentro.

En el caso de que su cerebro no reciba una señal intensa de seguridad se sentirá confundido.  Iniciará una sobrecarga defensiva y reproducirá la sensación de stress.

El resultado es perder impulso y fuerza.

Un recién nacido tarda hasta dos años en aprender a caminar. imaginate que no debemos pretender tardar menos de eso en aprender algo nuevo.

Tendremos muchos movimientos torpes al comienzo. Pero si estamos bien organizados y motivados lo lograremos.

Lo importante es reirnos de cada caída.

Para esto necesitamos tener claro el porqué hacemos esto.

3 Todos tenemos un propósito principal

El paso siguiente:

Luego de definir nuestra visión debemos enumerar las razones que tenemos para lograrlo.

Estas razones son nuestro motor principal para llegar a destino.

Todos tenemos un propósito, un porqué que nos motive a lograrlo.

Todas las semanas repaso mis razones. Me ayudan a empezar con energía y superar la semana de forma efectiva.

La pregunta es muy simple pero quiero que escribas varias respuestas. Te aseguro que tenés más razones de lo que creés.

¿Por qué quiero esto? 

Si tenemos claro nuestro por qué, vamos a encontrar el tiempo y la forma de hacerlo.

Si nuestras razones son poderosas lograremos incorporar todo lo que necesitamos.

Volvamos a nuestra hoja y respondamos la siguientes preguntas:

  • 1 ¿Por qué quiero cumplir con esta visión definitiva para mi vida?
  • 2 ¿Qué va a darme lograr esta visión?
  • 3 ¿Qué va a pasar si no hago que eso suceda?
  • 4 ¿Cuáles son las consecuencias de no seguir mi camino en mi vida?
  • 5 ¿Cuáles son mis razones para cumplir con mi objetivo?
  • 6 ¿Cómo podré ayudar a más personas?

Ejemplos:

“Ser un modelo y una inspiración para los demás.”

“Ser libre financieramente – hacer lo que yo quiera, cuando yo quiera y no trabajar para otro.”

“Para ser feliz y vivir mi vida al máximo.”

“Porque de esta forma voy a criar a mis hijos con tiempo y me sentiré feliz de valerme por mi mismo”

4 Definamos nuestra actitud para lograrlo

 

Nuestra identidad es quiénes creemos que somos.  Es simplemente una idea fundada en base a años de experiencia.

No tenés porque asociarte a estas características. Son creencias.

Muchas veces aceptamos que otras personas dicten quiénes somos. Dejamos que otros se encarguen de describirnos y definirmos.

Es muy común en los grupos de amigos encerrarnos dentro de moldes con sobrenombres y cargadas.

Pero la verdad es que vos sos el único responsable. Sos el encargado de definir quien sos.

Piensa…¿Qué te gustaría encontrar en el diccionario si buscás tu nombre?

Debemos crear una coraza emocional a prueba de críticas y etiquetas.

Tenemos que definir quiénes somos y comenzar a vivir nuestra vida de forma congruente.

Nuestros actos serán alineados con nuestro valores. Debemos definir cuáles son nuestras ventajas y qué principios queremos incorporar.

Orden, paciencia, humor. Tenerlos claro nos ayudará a trabajar sobre ellos. A mantenernos alertas ante cualquier descuido.

Se necesitará pulir la actitud que necesitamos para convertirnos en esa visión final.

Hágase estas preguntas y empiece a llenar su cuaderno nuevamente.

  • 1 ¿Qué tipo de persona soy?
  • 2 Si yo fuera a buscar mi nombre en el diccionario, ¿qué diría?
  • 3 ¿Cómo me gustaría ser si no hubiese límites?
  • 4 Piensa por unos minutos un recuerdo dónde disfrutaste ser vos mismo. Un premio, un abrazo, un momento de felicidad.
  • 5 ¿Qué me hace único?

Ejemplos:

“Soy un padre/madre increíble, amigo/a, estratega, buen vendedor, entrenador, etc…”

“Soy un hacedor y creador de posibilidades.”

“Tengo un físico privilegiado, fuerte y  saludable”

Esto que estamos describiendo son nuestras ventajas.  Los estándares que nos sostienen cada día sin importar lo qué suceda.

Es común olvidarnos de esto así que deberás repasarlo todas las semanas. Incluso podemos sumar nuevos aunque es más fácil activar los que ya tenemos. Sólo debemos recordar situaciones dónde los utilizamos y revivirlas.

Tener presente nuestras ventajas nos ayudará a avanzar sin titubeo.

Bien, a este punto ya debemos tener claro nuestro objetivo final, el por qué queremos llegar a ello y la actitud para hacerlo.

cómo organizar nuestra vida personal

“Ahora es el momento de planear nuestro viaje a la cima”

Ya hemos descubierto la visión final, las razones y nuestra identidad. Lo forma más fácil de planificar es dividir nuestra vida en categorías.

Mientras más nos enfoquemos en cada aspecto más fácil será volcar nuestra energía.

En esta fase deberemos dividir nuestras vidas en aquellas áreas que nos gustaría mejorar.

Cada persona es única así que tenés plena libertad para dividir tu vida.

Por mí parte decidí dividir mi vida en 8 áreas.

Pero como te dije, esta cantidad depende de vos.

Las mías:

  1. Entrenamiento y alimentación
  2. Plano Espiritual
  3. Agilidad mental
  4. Finanzas
  5. Educación y Cultura
  6. Negocios 
  7. Pareja
  8. Familia y amigos

La pregunta que me hice para llegar a esto fue muy simple.

¿Cuáles son las áreas que quiero desarrollar?

Son las áreas que requieren mi atención y donde me gustaría medir el progreso de forma continua.

¡Divide y triunfarás!

Una vez que hayamos definido las áreas de nuestra vida, vamos a realizar el mismo proceso. Debemos repetir los 4 pasos que hicimos por cada área.

1) Establecer un objetivo final por cada área de tu vida

Voy a tomar el ejemplo el área de negocios.

a) Cuál es la visión final de mi vida respecto a Carrera y Negocios.

Quiero ser un empresario exitoso. Quiero tener mi oficina, un taller o ser un freelancer que trabaja dese su casa. Quiero pertenecer a un equipo de trabajo o quiero independencia.

Trabajar cerca de mi familia, vivir en una ciudad distinta, tener un trabajo que me permita viajar.

Esta es la parte donde deberemos ser bien específicos.

Recuerda que puedes dibujar tu visión o buscar fotos.

b) Cuál es la visión final de tu salud y estado físico.

¿Cuál sería tu visión realmente? ¿Qué peso tendrías? ¿Cómo sería tu dieta? ¿Cómo te ves en el espejo? ¿Qué ropa te gustaría usar? ¿Qué deportes harías? ¿Que comerías?

Mientras más preguntas nos formulemos más nos acercaremos a la realidad.

Debemos proyectarnos dentro de ésta visión. Ser parte de ese momento.

Tengo amigos que tienen fotografías en su casa y las miran a diario. No tengo un visión board, ya que llevo las imágenes en mi teléfono. Tampoco las veo a diario pero intento al menos repasarlas una vez al mes para ser honesto.

Escuché de gente que proyectó una casa y muchos años después estaban viviendo en esa misma casa. Incluso mantenían el vision board con la imagen pegada.

Bien, tomemos el cuaderno y hagamos estas preguntas por cada área de nuestra vida

  • 1 ¿Cuál es el objetivo principal por cada área?
  • 2 ¿Cuál es el objetivo para mi vida emocional?
  • 3 ¿Cuál es el objetivo…?
  • 4…

Este es un ejercicio que me permitió incrementar mis ganancias. A lograr muchos de mis objetivos. A mudarme de ciudad. A empezar a viajar.

Esto es lo que nos ayudará a focalizarnos.

2) Enumeremos nuevamente nuestras razones para lograrlo.

El paso siguiente es:  Descubrir porqué queremos alcanzar estas metas en cada categoría.

De nuevo, debemos repetir el mismo proceso pero esta vez vamos a ser más específicos.

Debemos tener claro nuestra razón para lograrlo por cada área. De entender por qué lo hacemos. Cómo nos sentiremos el día que alcancemos nuestro objetivo.

Es lo que nos dará la motivación para ir detrás de aquello que deseamos.

Hagamos nuevamente estas preguntas por cada área de nuestra vida:

  • ¿Por qué deseo lograr este objetivo en mi carrera?
  • ¿Qué ventajas puede darme tener un cuerpo saludable?
  • ¿Qué resultados tiene en mí tener una vida espiritual activa?
  • ¿Cómo va a mejorar mi identidad tener una vida social activa?

Ejemplo:

“Estar orgulloso de haber logrado ayudar a mucha gente”

“Sentir que mi cuerpo responde a todos mis desafíos”

“Para ser una persona con confianza en sí misma y aumentar mi autoestima”

“Lograr una carrera que me permita viajar por el mundo”

3) Establecer la personalidad por cada área de nuestra vida.

Lo importante es incorporar lo que sea necesario.

Busquemos una personalidad que nos ayude a evolucionar y  a cumplir nuestros objetivos.

Cómo bien dicen: Recordar momentos en el pasado que hayamos logrado actuar con estos valores. Que hayamos utilizado estas habilidades.

Nuestro cuerpo tiene memoria, reproducir momentos hará que el cuerpo reactive estas sensaciones.

Nuestras creencias son ilimitadas. Cuanto mejor describamos lo que queremos más fácil lo alcanzaremos.

Debemos setear nuestra mentalidad  para lograrlo.

1) ¿Qué quiero en el área de la salud/fitness?

2) ¿Qué rol o identidad me ayudarán a dedicar más tiempo a cada área?

3)¿Cuales son mis fortalezas por cada área de mi vida?

Ahora te explicaremos cómo organizar tu vida

Nuestra visión por cada área es como bien dijimos el punto a dónde queremos llegar.

Es una visión final pero para que ésta se cumpla necesitamos objetivos cercanos.

Debemos establecer una meta para cada área de nuestra vida a mediano y corto plazo.

Este debe ser alcanzable y alineado con nuestra visión final.

Piensa todo lo que te gustaría lograr durante los próximos 12 meses.

Cuánto dinero te gustaría ganar. Qué conocimiento te gustaría incorporar.

Cuál sería el peso ideal o alguna actividad que te ayude con tu parte espiritual. Meditar, hacer yoga, mindfullnes, etc.

Las metas a corto plazo nos ayudan a tener nuestro objetivo más claro.

Dividir nuestro objetivo final en metas realizables nos ayudará a simplificar el camino.

Gracias a este ejercicio conseguí aumentar mis ganancias a fin de año. Simplemente con el hecho de pensar cuánto quería ganar y cómo podía lograrlo.

Fue por este ejercicio que aumenté los precios de mis servicios.

Conseguí clientes en otras plataformas e incluso subimos los precios de nuestra publicación en Airbnb.

Pensemos un objetivo final a un año por cada área. 

  • ¿Cuáles son los resultados que quiero lograr en 1 año para cada área de mi vida?

Una vez que hayamos logrado establecer nuestro objetivo lo dividiremos.

Si mi objetivo es bajar 15 kilos a fin de año en 30 días deberé perder al menos 3 kilos y otros 3 en 60 días.

Plantearnos objetivos cercanos nos ayudará a re-calcular los detalles para hacer una diferencia significativa.

Entonces para que te quede claro ahora debemos tomar nuevamente el cuaderno y escribir.

  • ¿Cuáles son los resultados que quiero lograr en 60 días para cada área de mi vida?
  • ¿Cuáles son los resultados que quiero lograr en 30 días para cada área de mi vida?

¡Tu plan de acción final!

Esta es la etapa final de todo el proceso. Ha sido un largo viaje y espero que este ejercicio te sirva como me sirvió a mí.

Ya sabemos que conocemos nuestro objetivo a  30 días, 60 días y un año. Tenemos que ser claros, establecer fechas, números.

Ahora llega el momento de establecer nuestra estrategia.

Qué pasos tengo que completar para alcanzar mi objetivo a 30, 60 días y un año.

Me refiero a los pasos intermedios.

Para que no te queden dudas de como funciona te invito a descargarte una planilla donde podrás volcar todo lo que escribiste en este ejercicio para tenerla presente.

Recuerda que este plan nos ayudará a  mantener el foco en cada área de nuestra vida y además medir nuestro progreso.

Sólo tenemos que enfocarnos en cada paso.

Tenemos que analizar las acciones que necesitamos y volcarlas en nuestra semana.

Mediante una grilla podremos establecer un día para cada área o dividir nuestro día en varias áreas. Recuerda que no tienes que poner más de tres actividades claves porque puedes estar exigiéndote demasiado.

Sólo tenemos 7 días, así que ya te podés imaginar que no vas a cumplir todo en una semana. Cada área requiere varias horas de atención. Así que invierte tu tiempo de forma inteligente y sobre todo prudente.

No queremos frustrarnos, simplemente avanzar.

Más acciones no significa avanzar. Recuerda que todas las áreas trabajan en conjunto y si no tienes tu vida equilibrada podés desbarrancar en cualquier momento.

Reflexioná y planeá tu semana antes de empezarla. No arranques tu semana sin esta estrategia. Tenés que resevar unas horas para planear toda la semana.

Cada paso es sagrado. Puede que un día no lo cumplas, incluso una semana que te caigas. No debes desilusionarte. Deberás re-programar todo esto y empezar nuevamente.

Tampoco te satures con muchas actividades. De hecho quizás hay cursos que no coinciden con la semana o actividades que deberás posponer por varias semanas. Intentá remplazarlas con otras actividades similares.

Entonces es momento de tomar el cuaderno nuevamente. Casi terminamos.

Esta son las preguntas para tu próximo plan de acción:

¿Cuáles son los pasos que tengo que dar para cumplir cada objetivo?

¿Cuáles son los pasos pequeños entre cada paso (baby steps) que debo cumplir para lograr mi objetivo a 30/60 días?

Es importante ser consistente.

Ejemplo: Quiero convertirme en un ser mas sociable

Paso: Juntarme con amigos de la secundaria para conversar.

BabyStep  1: Puede ser hacer una lista de todos los amigos que quisiera contactar.

BabyStep  2: Puede ser enviar un mail para ver en qué andan o un mensaje en facebook.

BabyStep 3: Puede ser preparar una cena en casa o conseguir algunas entradas para algo que sea divertido.

BabyStep 4: Puede ser un llamado por día a cada uno de ellos para invitarlos personalmente.

Puede que además quieras ser más extrovertido.

Ejemplo:

De acá a 30 días voy a anotarme en una clase de teatro o stand up.

De acá a 60 días voy a presentarme en un show de stand up o escenario de micrófono abierto.

babystep 1: Buscar clases de stand up.

babystep 2:: Escribir a las clases que más me gusten.

babystep 3: Ir a pagar a la clase de stand up.

babystep 4: buscar una lista de meetups que me gusten.

babystep 5: inscribirme en un meetup para la semana que viene.

Lo bueno  de establecer pasos pequeños es que nos será más fácil organizar nuestra semana.

Además será mucho más fácil medir nuestro progreso.

bien, ya estamos en el final.

La verdad que agradezco que hayas pasado por todo esto.

Sé lo que estás pasando porque estuve en tu lugar. Escribiendo cada deseo, cada actitud y diseñando mi vida desde cero.

Hoy puedo decir que terminé un curso stand up, pude vender mis servicios por fiverr por un año, contraté un asistente virtual para que organize las tareas y lidie con los clientes.

Logré crear el meetup que tanto había deseado para conocer más personas que querían viajar y trabajar online. Te juro que el meetup nació de este ejercicio y hoy somos 2000 personas. Incluso este blog estaba en la lista de mis objetivos donde estoy escribiendo en este momento.

Felicitaciones por llegar al final.

Si podés cumplir todos los pasos de este proceso, entonces ya no tendrás que pensar que no tenés tiempo o que tu trabajo no te permite avanzar.

Lo que no entra en tu objetivo final deberá salir tarde o temprano. La lista de acciones te ayudará a solucionar esto de forma gradual, a pensar lo pasos previos necesarios.

Es importante mantener el foco y no perdernos en el camino.

Puede ser que haya semanas que no cumplamos con la lista, no te aflijas. Es un proceso largo y siempre tenemos tiempo para recuperarnos. Un tropezón no es caída.

Lo importante es medir nuestro progreso y premiar los avances. Reforzar nuestra capacidad.

Si notás que un área de su vida está quedando olvidada quizás es que tenés que replantear tu visión final, las razones o definir mejor tu objetivo.

En la próxima semana voy a mostrarte cómo planifico la semana utilizando el método RPM de Tony Robbins con Evernote.

Espero tus comentarios.

 

2 Comentarios

  1. Juan pablo

    Muy bueno. Lo voy a aplicar!!!

    Responder
    • Tato

      Hola Juan,

      Muchas gracias por pasarte por el post. Creo que es un método super efectivo.

      Después me contás que tal la experiencia.

      Un abrazo!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
14449979_1010770545688299_6824142319468697786_n

¡7 FORMAS PROBADAS PARA GANAR DINERO ONLINE!

 

Ingresá tu correo y recibí la guía

¡Gracias por suscribirte!

Subscribe To Our Newsletter

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!