Seleccionar página

Cómo mantener viva nuestra misión final

por | Mar 1, 2017 | Desarrollo Personal, Productividad | 2 Comentarios

Las semanas del año pasan y muchas veces cuesta encontrar el tiempo para trabajar en nuestro proyecto personal. Nos dispersamos fácilmente y cualquier excusa es buena para distraernos. El sábado quizás sea nuestra oportunidad de volver a concentrarnos pero sigue siendo fin de semana, por lo que nuestro cerebro nos dice ve mas despacio.

Cuando nos queremos acordar, lamentablemente dejamos pasar medio año.

¿Qué te parece sin el lugar de quedarnos congelados pensando todo lo posible, volcamos dos horas de nuestra vida a planificar los próximos 90 días de nuestro año?

La idea de este post es que puedas diseñar un plan estratégico para lanzar un proyecto del cual te sientas orgulloso.

Estoy seguro de que vale la pena probar este ejercicio y ver si podemos cambiar nuestro futuro cercano.

Comparto este método porque la verdad que es el que me ayudó a organizar mi vida.

Espero que puedas utilizarlo y dejar la procrastinación de lado.

Gracias a esta técnica de planificación logré:

  • Lanzarme como Nómade Digital.
  • Ofrecer mis freelance durante tres años
  • Contratar un asistente virtual que maneje mis cuentas en las plataformas Freelancers y lidie con mis clientes.
  • Desarrollar el Meetup más grande de Nómades Digitales.
  • Lanzar tres conferencias en un año.
  • Abrir el primer coliving de la ciudad de Buenos Aires

Al finalizar este artículo tendrás las herramientas necesarias para desarrollar un plan de acción eficiente y administrar tu tiempo de forma precisa.

No hace falta que seas un emprendedor o un freelancer. Este ejercicio puede llevarte a avanzar con cualquier tipo de proyecto.

Podrás encontrar herramientas similares en otros blogs cómo Live Your Legend que es uno de mis favoritos. Incluso Project Life Mastery tiene su método. Por supuesto que los dos son seguidores del creador original de este método denominado RPM.

Para ser honesto realizo este ejercicio como mínimo unas tres veces al año. Y siempre encuentro buenos resultados.

Hace unos meses me inscribí en un curso llamado Emprending. El curso donde los soñadores se transforman en emprendedores.

Todas las semanas presenciaba charlas de empresarios exitosos. Los profesores son unos grandes y hacen todo a do honorem. Entre la gente que cursaba se escuchaba todo tipo de proyectos y cifras. Algunos habían invertido 50.000 pesos en desarrollar su app. Mientras otros se presentaban en incubadoras para levantar un capital parecido.

Estos números por supuesto no son mi estilo. Cuando me preguntaban qué estaba haciendo, yo sólo respondía un blog. La mayoría se reía por debajo, otros miraban para el costado cambiando de tema. Era algo muy simple y la idea no parecía sorprender a nadie.

La realidad es que no podía afectarme menos escuchar las críticas de una persona, porque sabía bien hacia donde me dirigía. Tenía bien claro la misión final de cada paso.

Mi objetivo fue siempre ayudar y conectar a todas las personas interesadas en convertirse en nómades digitales.

Quizás en otro momento habría intentado impresionarlos pero esta vez no lo necesitaba. Tener una idea simple puede llevar muchos años de trabajo.

Recuerdo cuando trabajaba en el Google Campus. El cuartel general de las Start ups de Londres.

Todos estaban concentrados en sus mega proyectos. La fiebre de aparecer en Tech Crunch y ser un millonario under 30 era de lo más común.

Campus Cafe

Los que lograban el éxito alquilaban las oficinas privadas en el piso de arriba. El resto de los mortales seguíamos trabajando en la trastienda puliendo y soñando con el día que podamos considerarnos realizdos.

Algunos “Emprendedandys” tenían dinero suficiente para que todos trabajen para ellos. Lanzaban apps sin saber si funcionaría.

Por supuesto que esto nunca fue mi idea.

También conocí el “síndrome del súper emprendedor”. Término creado por Chris Ducker, que pude conocer personalmente.

Aquellos emprendedores que querían hacer todo por su empresa e incluso se sentían orgullosos de estar 24 horas trabajando en crear un sitio web.. Por supuesto que contratar un freelancer les ahorraría semanas y además no tendrían que mostrar un sitio deforme mal alineado.

Cuando se cerraba el Google Campus, cargaba la batería al máximo y me internaba en un McDonalds cerca de casa hasta las 4 de la mañana. Las 6 horas que la batería duraba.

En esa época estaba empezando a ofrecer mis servicios en las plataformas y sabía que tenía que trabajar duro generando un buen portfolio y enviando cartas de recomendacion.

Entré a todas, Odesk en esa época, Freelancer, Elance, Fiverr, People Per Hour, Gurú. Todas tenían mi perfil cargado y en todas conseguía un poco de trabajo mal pago.

Una noche volviendo bajo la lluvia a las 4 de la mañana escoltado por el frío de Londres sentí que envidiaba a las personas que tenían sus trabajos fijos.

Qué fácil era tener tiempo libre y un cheque a fin de mes.

Estaba tan obsesionado con hacer crecer mi proyecto que olvidé que existían otras áreas de mi vida que se estaban opacando.

Fue una crisis total.

Sólo en el invierno con una computadora rodeado de homeless. ¿Que me diferenciaba?

Quizás la computadora, mi cuenta de banco con algo de dinero, no mucho más..

Ni siquiera sabía si quería de verdad seguir con esto.

Esa noche decidí nuevamente descargar el clásico modelo Canvas. Pero esta vez lo iba a utilizar para analizar el modelo de negocio de mi vida.

Al otro día me desperté, desayuné, disfruté de la mañana y por alguna razón me encontré con esta pregunta:

1 ¿Cuál es la visión final de tu vida?

Cual película Indie en sus primeros 10 minutos, empezaba mi día con una premisa que cambiaría el hilo de esta trama.

Decidí tomarme unas vacaciones de mi mente. De verdad, necesitaba un cambio.

Me gustaría compartirte el primer ejercicio que realicé para empezar a darle sentido a todo lo que hacía.

Para empezar te recomiendo buscar papel y lapicera.

(Es un proceso largo pero te aseguro que vale la pena).

bien

Estas son las primeras 4 preguntas. Sentite libre de escribir todo lo que quieras.

El cuestionario es muy simple:

  • 1 ¿Dónde te gustaría estar cuando seas anciano? Imagina como sería esta persona a los 80 años. 
  • 2 ¿Cómo sería tu vida luego de haber cumplido todos tus sueños? ¿Cómo te sentirías?
  • 3 ¿Cómo eres en el futuro, cómo te vistes, quiénes te rodean?
  • 4 ¿Si esta persona tendría que darte un simple consejo en este mismo momento cual sería?

Por supuesto que un poco de música ayuda.

Vuelve al ejercicio, toma tu tiempo y responde con todo el tiempo del mundo a estas preguntas.

Lo importante es tener una imagen clara de dónde queremos estar.

¿Te gustaría formar una familia, fundar una escuela, tener tu propio negocio?

El sólo hecho de sentarte y realizar este ejercicio puede conectarte con tu esencia.

Nuestra mente no está preparada para un terreno desconocido. llámese zona de confort o como quieras. Estamos preparados para navegar por terreno conocido..
En cuanto perdemos el rumbo las conversaciones internas entran en alerta y disparan a nuestro estado de ánimo, a nuestra motivación.

Somos muy persistentes con nuestros defectos y tendemos a ser conservadores.

Describe la imagen final. Tu yo final. El cierre de tu vida. 80 años, bastón y una sonrisa que te dice, todo salió bien.

Entra en esta imagen y empieza a sentir los aromas, los colores, La idea es que puedas asociarte a esta imagen y generar una emoción positiva.

Felicitaciones, haz cumplido la primer parte de este ejercicio.

2 En busca del tiempo perdido

Existe una gran cantidad de personas que carecen de una meta clara o al menos de una idea de a dónde les gustaría estar en los próximos años.

Por mi parte no tenía una visión detallada  y todos los días me embarcaba en una cinta automática rumbo a la oficina sin entender el para qué.

Al estar desorientados envíamos mensajes confusos a nuestro cerebro y nos olvidamos de todo lo que interviene dentro de nuestras desiciones.

El cuerpo, el lenguaje y las emociones.

Lo que ocurre en cada dominio repercute en el otro.

Para ponerlos a nuestro favor es clave entender lo que queremos.

Ahora vamos a tomar nuevamente el cuaderno. Está bueno escuchar música de fondo.

Lo lindo de este ejercicio es que no tenemos límites. Podés ser lo que quieras.

Me gustaría que respondas estas preguntas:

  • 1 ¿CUÁL ES EL OBJETIVO PRINCIPAL DE TU VIDA?
  • 2 ¿QUÉ TE HARÍA DE VERDAD FELIZ HOY, MAÑANA Y PASADO?
  • 3 ¿QUE HARÍA QUE TU VIDA ADQUIERA SENTIDO?

Es el momento de establecer una meta significativa. No te preocupes si es una idea ambiciosa. Lo importante es con sólo pensar en estas tres respuestas te sientas feliz.

Todo lleva tiempo, nada ocurre de forma inmediata.

El universo tiene un orden lógico. Lo bueno requiere un esfuerzo.

Se denomina ley de EntradaEste concepto está muy bien explicado en el libro “The Millionaire Fast Lane”.

MJ DeMarco dice que la fuerza inicial de cualquier proyecto requiere un esfuerzo extra para demostrar que de verdad estamos decididos por esto. Por supuesto que las personas exitosas no recuerdan este esfuerzo muchas veces porque la motivación inicial logró pasar rápidamente esta fuerza de entrada.

Para esto hace falta un objetivo que genere este combustible inicial listo para activar los tres planos. El físico, el plano emocional y nuestras conversaciones internas.

Nuestro lenguaje es clave en la toma de desiciones, tanto como nuestras emociones y nuestro cuerpo físico.

decir debo hacer no es lo mismo que decir “quiero hacerlo”

No existe un curso que te ayude a ganar dinero de la noche a la mañana. Todo tiene una ley de entrada y si no tienes una misión será muy fácil que acabes desgastado por tanta inercia contraria.

¿Cómo encontramos la motivación para superar el proceso de entrada?

Hace falta buscar dentro de nosotros y entender que problema queremos solucionar. Que queremos regalar a este mundo. Que harías si no tendrías miedo..

“No empieces un negocio, inicia una revolución”

Un recién nacido tarda hasta dos años en aprender a caminar.

Así que puede llevarte dos o tres años empezar a ver los frutos de un negocio.. Muchas veces un poco más. Así que como dice Caro de Uffa, “No te enamores del resultado”

Lo importante es disfrutar cada caída y no perder de vista nuestra misión final.

Para esto necesitamos tener claro el “Para qué”

3 Todos tenemos un propósito principal

El paso siguiente:

Luego de definir nuestra visión debemos enumerar todas las razones que tenemos para alcanzarla.

Todas las semanas intento repasar mi lista de razones y frases que potencian mis proyectos. Me ayudan a empezar con energía y que los problemas me encuentren con una energía extra.

La pregunta es muy simple pero quiero que escribas varias respuestas. Todos tenemos muchas razones para cambiar el mundo.

¿Para qué quiero hacer esto?

Si tenemos claro nuestro para qué, vamos a encontrar fácilmente el tiempo y los caminos para lograr esto.

Si nuestras razones son poderosas aprenderemos en el camino todo lo que necesitamos.
Napoleon Hill en “Piense y hágase rico” habla muy bien de la importancia de nuestro pensamiento.

Volvamos a nuestra hoja y respondamos la siguientes preguntas:

  • 1 ¿Para qué quiero cumplir con esta visión final de mi vida?
  • 2 ¿Qué va a darme lograr todo esto?
  • 3 ¿Qué va a pasar si no hago que esto suceda?
  • 4 ¿Cuáles son las consecuencias de no seguir este camino en mi vida?
  • 5 ¿Cuáles son mis razones para cumplir con mi objetivo final?
  • 6 ¿Cómo puedo hacer para ayudar a más personas?

Ejemplos:

“Ser modelo e inspiración para todas las personas que quieran seguir este camino”

“Ser libre financieramente – hacer lo que de verdad me gusta, cuando quiera y ser el dueño de mi vida.”

“Para ser feliz y disfrutar cada día de mi familia al máximo.”

“Para poder criar a mis hijos con tiempo y sentirme feliz de valerme por mi mismo”

4 Definamos nuestra actitud para lograrlo

 

Nuestra identidad es quiénes queremos ser. En el libro despertando al gigante interior Tony Robbins habla muy bien lo importante de setear nuestros valores.

Quiero ser un ejemplo, quiero ser una persona con principios, un ser social que ayuda a muchas personas, un líder que inspira o un general que apoya a otros movimientos.

Muchas veces aceptamos que otras personas dicten lo que tenemos que ser. Dejamos que otros se encarguen de describirnos y definirnos.

Es muy común en los grupos de amigos caer dentro de moldes con sobrenombres y etiquetas. Por eso existe la comunidad de Nómades Digitales.

“Para que ninguna mente pequeña te te diga que tus sueños son demasiados grandes”

Nuestros actos serán alineados con nuestro valores.

Necesitaremos pulir nuestros valores para que nuestra visión final no se pierda en el medio.

Hágase estas preguntas y empiece a llenar su cuaderno nuevamente.

  • 1 ¿Qué tipo de persona quiero ser?
  • 3 ¿Qué tipo de actitud quiero tener para cumplir con mis objetivos?
  • 4 Piensa unos minutos y traer al ejercicio un recuerdo dónde disfrutaste ser vos mismo. – Un premio, un abrazo, un momento de felicidad, un triunfo.
  • 5 ¿Qué es lo que te hace único?

Ejemplos:

“Soy un padre/madre increíble, amigo/a, estratega, buen vendedor, entrenador”

“Soy un generaror y creador de posibilidades.”

“Tengo un físico privilegiado, fuerte y energía de sobra para impulsar a otras personas”

Esto que estamos describiendo son nuestras ventajas. Los estándares que nos sostienen cada día sin importar lo qué suceda.

Si no somos congruentes con nuestros sueños, es muy probable que el entorno no nos siga o nos descarte. No vamos a meternos en cryptos, luego de Realidad Aumentada, para pasar a hablar de big data y así sucesivamente hasta que la gente empiece a entender que somos simplemente gente pretenciosa de ser considerada vanguardista.. Si no tenemos una misión real no tenemos por qué cambiar cada año de moda y subirnos a cualquier sistema en auge.

Es común olvidarnos de esto así que deberás tener esto también a la vista. Es importante anclar estos recuerdos con un estímulo. Sea música, olores, objetovs. Todo lo que nos ayuda a recordar nuestros valores es bienvenido. Sólo debemos recordar de forma asociada a estas situaciones dónde nos sentimos fuertes y tenerlas a mano.

Va a ser tu libreria de buena energía.

Tener presente nuestras ventajas nos ayudará a incorporar nuevos valores y descartar las que sabemos que ya no son necesarias.

Bien, a este punto ya debemos tener claro nuestro objetivo final, el para que y la actitud que queremos tener para hacerlo.

Nuestra idea es estar satisfecho con nuestro camino sin importar lo que piense el resto del mundo.

Pero definitivamente hay un mundo entre nosotros y nuestro destino. Así que no cambiemos de misión año tras año. Conozco varios profesionales que se suben a todas las modas, llámense; “Sofistas 3.0”
No creo que tengan una misión clara y de a poco van perdiendo su rastro hasta llegar a un camino banal sin mucho contenido.

cómo organizar nuestra vida personal

Muchas gracias por llegar hasta este paso. Es todo un logro, por eso quiero alentarte a terminar lo que sigue de este ejercicio. No falta mucho y ahora viene lo más divertido!!

El éxito no es algo que podamos alcanzar, sino algo que tenemos que lograr atraer a nuestra vida. No estamos yendo hacia él, caminar hacia el éxito es imposible. Pero si podemos correr todos los obstáculos del medio hasta que nos alcance

Y ya sabes cual es el obstáculo principal: Nosotros

No te preocupes por el éxito, sigues el plan paso a paso. El te encontrará el día menos pensado.

“Es el momento de planificar este viaje”

Ya hemos descubierto la visión final, las razones y nuestra identidad.

Lo forma más fácil de empezar a planificar nuestra vida es dividirla en categorías

Mientras más nos enfoquemos en cada aspecto de nuestra vida, más fácil será optimizar la energía y organizar cada uno de nuestros objetivos.

En esta fase deberemos dividir nuestras vidas en aquellas áreas que creemos vitales.

Por mi parte pude dividir mi vida en 7

Pero como te dije, esta cantidad depende de vos.

Las mías:

  1. Cuerpo
  2. Vida Espiritual
  3. Capacitación
  4. Finanzas
  5. Cultura
  6. Negocios;
  7. Relación
  8. Familia y amigos

La pregunta que me hice para llegar a esto fue muy simple.

¿Cuáles son las áreas que quiero desarrollar?

Son las áreas que requieren mi atención y en las cuales me gustaría medir el progreso de forma continua.

Una vez que hayamos definido las áreas de nuestra vida debemos encontrar un objetivo para cada una de ellas.

1)Objetivo Ideal

Voy a tomar como ejemplo el área de negocios.

a) Cuál es la visión Ideal de mi vida respecto a mi proyecto personal

Quiero ser un empresario exitoso. Quiero tener mi oficina, un taller o ser un freelancer que trabaja dese su casa. Quiero pertenecer a un equipo de trabajo dentro de una oficina o quiero viajar por el mundo con un negocio remoto.

Trabajar cerca de mi familia, vivir en una ciudad distinta, tener un trabajo que me permita viajar.

Esta es la parte donde deberemos ser bien específicos.

Recuerda que puedes dibujar tu visión o buscar fotos.

b) Cuál es la visión Ideal de tu salud y estado físico.

¿Qué peso tendrías? ¿Cómo sería tu alimentación? ¿Qué ropa te gustaría utilizar? ¿Qué deportes harías?

Mientras más preguntas nos formulemos más nos acercaremos a nuestra realidad ideal

Debemos proyectarnos dentro de ésta visión de forma asociada. O sea, entrar en la imagen que queremos.
Puedes utilizar una planilla de cálculos para poner un área por cada columna y un objetivo ideal por cada fila.

Tengo amigos que tienen fotografías en su casa llamado o mejor dicho un vision board y te soy honesto. El libro el secreto habla muy bien de ellos, no soy muy amigo de este libro pero si de los visions boards. Creo que de alguna forma tu mente inconsciente empieza a conspirar para que esta visión se haga realidad. Como por ejemplo a famosa historia de Jim Carrey con su cheque.

Escuché de gente que proyectó una casa y muchos años luego lograron vivir en la misma casa de la foto.

Bien, tomemos el cuaderno y hagamos estas preguntas por cada área de nuestra vida

  • 1 ¿Cuál es el objetivo principal para mi área de educación y capacitaciones?
  • 2 ¿Cuál es el objetivo principal para mi vida espiritual?
  • 3 ¿Cuál es el objetivo…?
  • 4…

Este es un ejercicio me permitió incrementar mis ganancias. Sólo con poner cuanto quiero ganar a fin de año y todo lo que tengo que hacer para lograrlo.

Sólo planificar como alcanzar un monto a fin de año, puedo darte muchísimas ideas nuevas. De esta forma podremos hacer foco rápidamente y encontrar soluciones concretas.

2) Enumeremos nuevamente nuestras razones para lograr esto en cada área.

El paso siguiente es:Descubrir “para que” queremos alcanzar estas metas en cada categoría.

De nuevo, debemos repetir el mismo proceso pero esta vez vamos a ser concretos en cada área de nuestra vida. Sigue el ejercicio sin mirar atrás, recuerda que estamos antes un cambio importante de tu vida, y nos va a llevar un buen tiempo.

Debemos tener claro nuestra razón para lograr lo que queremos en cada área.

De entender el para qué de cada objetivo. Te comenté el Rapid Planning Method. Este ejercicio fue inventado por Tony Robbins y millones de personas lo están haciendo.

Esta frase tiene que ser la motivación principal para cambiar cada área de nuestra vida.

Para qué querés perder 20 kilos. Para sentirte mejor, para estar más fuerte. para tener más energía, para ser recibido con otra perspectiva. Todo tiene un para qué.. y es clave conocerlo. Nos dará el pequeño impulso que necesitamos para saltar al ropero, ponernos la ropa adecuada y entrar en la secuendia de tareas para lanzarnos a la calle y correr los primeros 100 metros.

Es encontrar esa pequeña chispa que cambia nuestra próxima hora. Es concentrarnos en ese segundo que nos dan ganas de furmar y tener una respuesta rápida en nuestra mente. Tener un objetivo claro con una visión final que nos dirá, ese no es el camino.

Hagamos nuevamente estas preguntas por cada área de nuestra vida:

  • ¿Para qué deseo lograr este objetivo en mi carrera?
  • ¿Qué ventajas puede darme tener un cuerpo saludable?
  • ¿Qué resultados tiene en mí tener una vida espiritual activa?
  • ¿Cómo va a mejorar mi identidad tener una vida social activa?

Ejemplo:

“Estar orgulloso de haber logrado ayudar a mucha gente”

“Sentir que mi cuerpo responde a todos mis desafíos”

“Para ser una persona con confianza en sí misma y aumentar mi autoestima”

“Lograr una carrera que me permita viajar por el mundo”

Ahora te explicaremos cómo organizar tu vida

Nuestra visión por cada área es como bien dijimos el punto a dónde queremos llegar.

Ahora el paso final.

Listo para cerrar este ejercicio.

Pensemos un objetivo final a un año por cada área.

  • ¿Cuáles son los resultados que quiero lograr en 1 año para cada área de mi vida?

Una vez que hayamos logrado establecer nuestro objetivo a un año lo dividiremos en pequeñas acciones claves.

12 meses. Ok

120 días: Donde debo estar en 6 meses.

90 días: Donde debo estar en 3 meses.

30 días: Donde debo estar de acá a 30 días.

Si mi objetivo es bajar 15 kilos a fin de año en 30 días deberé perder al menos 3 kilos y otros 3 en 60 días.

Dividir el objetivo de un año nos ayudará a monitorear nuestro progreso.

Entonces para que te quede claro ahora debemos tomar nuevamente el cuaderno y escribir.

  • ¿Cuáles son los resultados que quiero lograr en 120 días?
  • ¿Cuáles son los resultados que quiero lograr en 60 días?
  • ¿Cuáles son los resultados que quiero lograr en 30 días?

¡Tu plan de acción está casi listo!

Ha sido un largo viaje y espero que este ejercicio te sirva de verdad.

Ya sabemos que conocemos nuestro objetivo a 30 días, 60 días, 120 días y un año. Tenemos que ser claros, establecer fechas, números.

Ahora llega el momento de establecer nuestra estrategia.

Cuales son los pequeños pasos que tengo que hacer de acá a 30 días.

Step 1: Cambiar la comida.
Step 2: Empezar el gimnasio.
Step 3: Ir a la dietóloga.

Esto no es nada todavía.

Ahora vamos a ver los baby step de cada área.

Step 1: Ir al gimnasio.
Baby step 1: Encontrar un gimnasio cerca
Baby Step 2: Conseguir el dinero para pagarlo.
Baby Step 3: Poner la ropa de gimnasio a la vista lista para utilizar.

Ahora me gustaría que dividas tus primeros 30 días de cada área de tu vida en 3 pasos.
Y luego en los baby steps que necesitás completar para lograrlo.

Ahora ya tienes mucho más que un plan de acción. Tienes tareas para la semana.

Coloca cada baby step en tu agenda de la semana. Empiece a ser realista y pon fecha límite a cada uno de estos pasos.

Mediante una grilla podremos establecer un día para cada área o dividir nuestro día en varias áreas.

Recuerda que no tienes que poner más de tres baby step por día. No vaya a ser cosa que te estés exigiendo demasiado.

Sólo tenemos 7 días por semana, no ocupes los 7. Recuerda que la idea es equilibrar tu vida. Y no terminar agotándote.

La idea es avanzar, despasio y sin frustrarnos.

Muchas acciones juntas pueden agotar tu día.

Recuerda que todas las áreas trabajan en conjunto así que la clave es avanzar en todas, y no descuidar ninguna.

Puede que un día no alcances con todo, pueda que una semana quede vacía. Pero no te preocupes, es como afinar una guitarra. De seguro tendremos que ir templando las cuerdas de a poco hasta que nuestra vida quede afinada.

Entonces es momento de tomar el cuaderno nuevamente. Casi terminamos.

Esta son las preguntas nuevamente para tu próximo plan de acción:

¿Cuáles son los tres pasos claves que tengo que hacer para cumplir con mi objetivo de acá a 30 días?

¿Cuáles son los tres pasos pequeños entre cada paso (baby steps) que debo cumplir para lograr cada acción?

Ejemplo: Quiero convertirme en un ser mas sociable

Paso: Juntarme con amigos de la secundaria para conversar.

BabyStep  1: Puede ser hacer una lista de todos los amigos que quisiera contactar.

BabyStep  2: Puede ser enviar un mail para ver en qué andan o un mensaje en facebook.

BabyStep 3: Puede ser preparar una cena en casa o conseguir algunas entradas para algo que sea divertido.

BabyStep 4: Puede ser un llamado por día a cada uno de ellos para invitarlos personalmente.

Puede que además quieras ser más extrovertido.

Ejemplo:

De acá a 30 días voy a anotarme en una clase de teatro o stand up.

De acá a 60 días voy a presentarme en un show de stand up o escenario de micrófono abierto.

babystep 1: Buscar clases de stand up.

babystep 2:: Escribir a las clases que más me gusten.

babystep 3: Ir a pagar a la clase de stand up.

babystep 4: buscar una lista de meetups que me gusten.

babystep 5: inscribirme en un meetup para la semana que viene.

Lo bueno  de establecer pasos pequeños es que nos será más fácil organizar nuestra semana.

Además será mucho más fácil medir nuestro progreso.

Este es el final o mejor dicho el comienzo.

Te voy a ser honesto, si llegaste hasta acá es por que estás listo para cambiar tu vida. Pasé por todo esto una noche de invierno en Londres, pasé por todo esto porque de verdad estaba agotado, solo, cansado, sin una dirección y hoy mirando para atrás, más todo lo que pasó en el medio tengo bien claro como fue el comienzo.

Felicitaciones!

Espero tus comentarios.

2 Comentarios

  1. Juan pablo

    Muy bueno. Lo voy a aplicar!!!

    Responder
    • Tato

      Hola Juan,

      Muchas gracias por pasarte por el post. Creo que es un método super efectivo.

      Después me contás que tal la experiencia.

      Un abrazo!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
14449979_1010770545688299_6824142319468697786_n

¡7 FORMAS PROBADAS PARA GANAR DINERO ONLINE!

 

Ingresá tu correo y recibí la guía

¡Gracias por suscribirte!

Subscribe To Our Newsletter

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!